ELEMENTOS Y PERSONAJES

00:00 / 00:57

 BOTEIRO

El boteiro es la figura más emblemática del Entrudio de la comarca de Viana do Bolo.

Según su área de procedencia, los trajes y dinámicas de los boteiros cambian. Las funciones del boteiro están (y siempre han estado) íntimamente ligadas al fulión, que es la comitiva a la que anuncia y abre paso.

Para apartar al público, el boteiro puede empujar, bajar la careta y embestir o arrastrar la monca hacia delante mientras corre, indicando así a los espectadores el espacio que debe quedar libre. También trota para hacer sonar las esquilas o efectúa saltos apoyándose en la monca con el fin de exhibir su fuerza y habilidad.

FULIóN

Los vecinos y vecinas de Viana do Bolo y de los pueblos de los alrededores se organizan para salir a tocar el “Fulión” por las calles de su pueblo o de los pueblos vecinos donde son recibidos con los brazos abiertos.

Las gentes del fulión tocan instrumentos tradicionales como bombos y azadas, y recorren las calles de su pueblo o de los pueblos vecinos. Cada fulión tiene un ritmo particular que varía según el pueblo del que proceda.

Screen Shot 2020-06-22 at 08.09.10.png
00:00 / 01:23
Screen Shot 2020-06-22 at 08.39.09.png

FARIÑA

En Viana do Bolo existe la tradición de "botar fariña". Desde el Jueves de Compadres, día que empieza oficialmente el entrudio en Viana, los compadres echan harina a las comadres.

El jueves de comadres cambian las tornas y las comadres le echan harina a los compadres, a partir de esos días, botar fariña unos a otros es impredecible.

La batalla va creciendo siendo los días más fuertes el sábado y el martes de entrudio, en el que la Plaza Mayor se cubre de fariña.

COMPARSA y DISPUTAS

Una comparsa está formada por un grupo de jóvenes de una aldea que se desplazan durante el entrudio a otros lugares vecinos para representar unas piezas teatrales humorísticas llamadas disputas.

 

Estas comitivas tienen una serie de personajes fijos: el director, la señorita

o madama, el paiaso, los músicos, los boteiros y los vellos de esquilas.

COMPARSAS (4).JPG
LARDEIRO.jpg

LARDEIROS

Los lardeiros son unos muñecos que, en origen, se hacían con ropa robada (los mozos a las mozas y viceversa). Así pues, el lardeiro lo vestían las chicas y la lardeira, los chicos. Se solían colgar en los lugares más altos e inaccesibles para que el
dueño o dueña no pudiese recuperar su ropa, la cual debía quedar allí expuesta hasta el final del entrudio. Además, la figura de los lardeiros constituía una parodia y ridiculización de los excesos masculinos y femeninos, de ahí que, en cada uno, se exageren ciertos atributos o conductas. 

Los lardeiros se queman el Martes de Entrudio por la noche. Representando, de alguna manera, el fin del Entrudio

LA MULA

La mula es otra figura insignia, exclusiva de la villa de Viana.

Consiste en un armazón que simula dicho animal y que está hecho con un cráneo de un equino, un palo que sirve para sostenerlo y una manta o tela que sirve para ocultar la identidad de las dos personas que van debajo.

El objetivo de la mula es cocear y rebelarse ante el maragato (la
persona que la dirige) con el fin de hacer reír y de abrir paso al fulión.

MULA (3).JPG
CarrozaQuintela.jpg
CARROZA.JPG
CARROZA2.JPG

CARROZAS

Las carrozas son un elemento que no puede faltar en los desfiles de los fuliones del Domingo Gordo. Las carrozas ofrecen un toque de tradición y modernidad al desfile, ya que varían  representando escenas clásicas de la vendimia, la matanza, el afilador, etc. a crítica política de escándalos del momento a programas de la tele y temas actuales. 

Las carrozas son extremadamente complejas y elaboradas con elementos recogidos en el entorno local, como ramas de árboles, madera, piedras, etc. 

En la galería podrás ver fotos de la gran variedad de carrozas que han desfilado en el entrudio de Viana do Bolo.